Carlos Vela regresa a la titularidad después de una lesión de meniscos

A principios de este año, el delantero mexicano de la Real Sociedad, Carlos Vela, sufrió una lesión de menisco interno en un partido contra el Real Madrid que lo mantuvo fuera de circulación durante casi cincuenta días. Después de una cuidadosa recuperación se encuentra jugando los 90 minutos del partido en el cuadro titular. Las lesiones producidas en los meniscos, son de las más frecuentes entre los atletas de alto rendimiento y que practican disciplinas de alto impacto, como sucede con el balompié.

En el artículo del día de hoy, vamos a dar un recorrido puntual sobre este padecimiento: dónde se localizan los meniscos, las causas de lesión, los síntomas más comunes, y cada uno de los procesos que fueron necesarios para la recuperación total del atleta.

  • Anatomía

Los meniscos son dos estructuras cartilaginosas ubicadas en la porción superior de la tibia. Su función resulta vital para los deportes de contacto y de alto impacto, pues evita y amortigua el contacto entre la tibia y el fémur, mientras se camina o se corra.

  • Causa

En el mayor de los casos atendidos de manea clínica, la lesión de meniscos se produce al realizar un cambio de dirección brusco de la rodilla, ocasionando una flexión anormal de la articulación. Esta es una de las razones por las que los deportistas o cualquiera que realice actividad física tienen que realizar un precalentamiento que prepare no sólo a los músculos, sino también a las articulaciones y a los huesos para evitar estos cambios tan bruscos. Sin embargo, son diversos loas factores por lo que pueden llegar a provocarse estas lesiones, incluso en personas que necesariamente practican deporte.

  • Síntomas

La sintomatología que produce la lesión de meniscos resulta bastante particular, además de fácil de identificar, pues se localiza en un lugar muy específico de la articulación. Por lo tanto, se presenta un dolor focalizado e intenso en la articulación de la rodilla al realizar cualquier tipo de movimiento, por más leve que este sea. En la imagen que acompaña este artículo, podemos ver claramente la cara de incomodidad y dolor de Carlos Vela, quien instintivamente se toca la zona de la rodilla.

Este dolor, se hace más profundo, conforme pasa el tiempo y se hace más notorio al momento de aplicar presión leve sobre la articulación. También hay dificultad para ponerse de pie, colocarse en cuclillas, doblar la rodilla en cualquier ángulo, y puede comenzar a presentarse inflamación y enrojecimiento en la zona afectada.

  • Diagnóstico

Durante la evaluación, el doctor realiza las preguntas rutinarias, acerca de la lesión y cómo ocurrió esta. Es importante que durante este proceso previo se den todos los detalles de cómo sucedió el accidente, pues le da elementos muy valiosos para el doctor, ya que las respuestas dadas le permitirán diseñar el tratamiento más adecuado.  Después de discutir su sintomatología, el médico procederá a examinar la rodilla, aplicando un proceso muy particular y específico para diagnosticar este tipo de lesiones conocido como Apley.

El doctor colocará al paciente boca abajo para tener la posibilidad de ejercer presión sobre el talón. Si existe una lesión meniscal al momento de rotar la rodilla, se producirá dolor. Aunque en la mayoría de las ocasiones el diagnóstico es clínico, su médico le puede solicitar una radiografía de la rodilla para descartar fracturas e incluso una resonancia magnética nuclear, en caso de que la sintomatología lo amerite y sea necesario determinar el grado de la lesión y por lo tanto, el tratamiento adecuado para la recuperación total del daño.

En la siguiente imagen puede observarse cómo se ve una lesión de los meniscos en la parte interna de la articulación.

  • Tratamiento

El tratamiento de las lesión de meniscos inicial incluye reposo relativo, hielo, compresión con una venda elástica o rodillera para evitar pérdida de sangre o que el moretón se vuelva más grande y elevación. Este tratamiento debe continuar por 24 – 72 horas. En el caso de no encontrar mejoría o de no notar ningún tipo de reducción en la intensidad del dolor, tiene que asistir con el doctor para una segunda valoración y probablemente proceder a un segundo tratamiento mucho más complejo.

  • Tratamiento quirúrgico

Este es el tratamiento de elección para lesión de meniscos completas, el cual se lleva a cabo por medio de la artroscopia de rodilla, que dependiendo del tipo de lesión es la reparación que se realizará. Después del tiempo de reposo adecuado, se tiene que pasar por un proceso de rehabilitación que posteriormente le permitirá reincorporarse a sus actividades cotidianas.

Para Carlos Vela, la recuperación consistió en una operación quirúrgica no muy grave, pero ciertamente necesaria. Después de la convalecencia, Vela tuvo que asistir a un entrenamiento muy especial para el fortalecimiento y la recuperación total de la articulación.

El Dr. Félix Vilchez no es solo un ortopedista con amplia experiencia en la práctica, sino, específicamente en el área deportiva, por lo que si usted se encuentra en la lamentable situación de sufrir una lesión de meniscos, lo invitamos a acercarse a nosotros, pues conocemos los requerimientos necesarios para esos problemas en particular.

El caso de Carlos Vela es muy interesante, pues su recuperación fue sumamente rápida, al menos, si consideramos que al tratarse de una zona muy sensible, la recuperación suele resultar un tanto lenta. Pero sin duda, esto se debe a un tratamiento asertivo y eficaz. Justo como el que puede recibir en nuestra clínica. Puede consultar más detalles de nuestros servicios en los siguientes teléfonos: (81) 8888.0867 (81) 8888.0866

¡Lo estaremos esperando!

Publicaciones recientes

Deja un comentario