Conozca más sobre la Operación de cadera

Nuestro cuerpo está compuesto de músculos, cartílagos, nervios, venas, arterias, órganos, etc. Es un conjunto móvil, erguido y que puede desplazarse a distintas velocidades (desde la caminata a la carrera). Para que se pueda mover, existen zonas que articulan el movimiento de huesos, músculos, tendones y tejidos: estas zonas son las llamadas articulaciones.

Una de las articulaciones más importantes es la de la cadera, puesto que se trata de la articulación que une el tronco con las extremidades inferiores, de manera que constituye, por así decirlo, la articulación central del cuerpo humano. Como articulación, la cadera une específicamente el hueso coxal con los fémures, teniendo como función el soportar el peso de todo el cuerpo en posturas estáticas o dinámicas.

Dentro de los distintos tipos de operación de cadera que ofrecemos en el Hospital Zambrano Hellion tenemos la artroscopia de cadera y el reemplazo total o parcial de cadera (prótesis de cadera). La artroscopia es una técnica quirúrgica de muy reciente creación. Aunque la artroscopia fue desarrollada ya en 1932, por un japonés de nombre Kenji Takagi, no fue sino hasta fines de los 90s que se perfeccionó como técnica y su uso se difundió (siendo el dr. Henri Dorfmann el primero en llevarla a Europa).

La artroscopia es un tipo de intervención quirúrgica que sirve para ver/diagnosticar una articulación (rodillas, cadera, hombros), extirpar material dañado o dañino, así como también para realizar procedimientos quirúrgicos, con la ventaja que la artroscopia es una técnica no invasiva, es decir, que en vez de abrir la articulación (como en las operaciones abiertas) se realizan dos incisiones precisas, por donde se introduce un cable de fibra óptica que lleva el artroscopio (compuesto por un tubo milimétrico, una lente y una fuente de luz, estando conectado a una cámara) y el instrumental quirúrgico necesario (pinzas, tijeras, fresas).

Una de las principales ventajas de las artroscopias es que al dañar menor cantidad de tejido, las recuperaciones de los pacientes son notoriamente más rápidas. Esto ha hecho que las artroscopias se transformen en una de las operaciones más requeridas en el campo de la traumatología deportiva, por cuanto los atletas profesionales necesitan reducir todo lo posible los tiempos de recuperación (sin que ello incida en la calidad de dicha etapa). Por lo común, las artroscopias se practican bajo anestesia regional, locorregional o general.

En cuanto a los reemplazos de cadera, éstos consisten en la inserción de piezas prostéticas en aquellas partes o elementos de la articulación de la cadera que estén afectadas. Por lo general, las prótesis de cadera se hacen necesarias en casos de coxartrosis (o artrosis de cadera), artritis reumática, necrosis de cabeza femoral, fracturas desplazadas del cuello femoral, artrodesis o tumores de cadera.

Cuando todo otro tipo de tratamientos no han tenido los resultados esperados a la hora de disminuir el dolor y recuperar la movilidad del paciente. Son sobre todo necesarios en pacientes de la tercera edad, en cuyo caso las enfermedades de la cadera pueden revestir grandes riesgos, estando siempre presente la amenaza de la inmovilización.

Existen dos métodos para fijar las prótesis entre los huesos de la articulación de la cadera. El primero es la osteointegración, es un método natural por el cual las prótesis son recubiertas de hidroxiapatita, el cual luego se integra con el hueso, dando como resultado fijaciones orgánicas y de mucha solidez.

El otro método, que es artificial, es una alternativa para pacientes de la tercera edad, cuyo cuerpo ya no es capaz de ayudar en el proceso de osteointegración; así pues, en este otro método se fijarán las prótesis con Polimetilmetacrilato (este material es comúnmente conocido como “cemento”), el cual también brinda fijaciones 100% seguras y estables.

Las prótesis pueden ser parciales o totales. Estas últimas son aquellas que consisten en una copa que va a reemplazar al cotilo y un vástago terminado en una cabeza de tipo esférico, la cual se introducirá dentro de la copa-cotilo; por otra parte, las prótesis parciales sólo sustituyen la cabeza femoral. Las prótesis de cadera pueden estar hechas con materiales de plástico (polietileno de alta densidad) o de metal (aleación cromo-cobalto). Para esta operación de cadera se utiliza la anestesia general.

En el Hospital Zambrano Hellion nuestra especialidad es la traumatología, por lo que los distintos tipos de operación de cadera son algo que manejamos con la experiencia que sólo los años y la investigación hacen posible. Dentro de nuestro equipo de profesionales contamos con una de las eminencias en el campo de la traumatología en general y la traumatología deportiva en particular: el Dr. Félix Vílchez Cabazos.

El Dr. Vílchez, egresado de Medicina por la Universidad Autónoma de Nuevo León y doctorado por la Universidad de Barcelona (con mención Excelente Cum Laude), ha estudiado con eminencias mundiales de la traumatología, como los doctores Francesc Macule y Joan Carles Monllau, además de realizar su doctorado en una de las ciudades donde asisten algunos de los principales deportistas profesionales de nuestro tiempo.

Además, el Dr. Vílchez es Investigador Nacional por el CONACYT, reforzando lo que decíamos con anterioridad: en el campo de las operaciones no sólo es un factor primordial la experiencia sino también la investigación, puesto que nos permiten sortear todo tipo de imprevistos o dificultades, así como también de adecuar de mejor manera nuestros conocimientos al caso concreto del paciente.

Como líderes en todo tipo de operación de cadera en Nuevo León, lo invitamos a contactarse con nosotros si requiere de una operación e cadera. Le garantizamos que obtendrá los mejores resultados.

Publicaciones recientes

Deja un comentario