El canterano del Barça, en el Cruz Azul, presenta rotura ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha

Para la segunda entrega de esta serie de lesiones que son muy comunes en el campo de los deportes y las prácticas de atletismo, vamos a recordar el caso del centrocampista de Cruz Azul, Marc Crosas, quien sufrió una baja de seis meses a causa de una ruptura en el ligamento cruzado anterior en su encuentro contra el equipo del  América.

Actualmente se encuentra en recuperación, pues el mes pasado fue sometido a una intervención quirúrgica y como ya lo mencionamos algunas líneas más arriba, ahora pasara un tiempo de convalecencia y rehabilitación. Sin embargo, como la cirugía se llevó a cabo con mucho éxito y sin ningún tipo de contratiempo, se espera que regrese a los campos de juego al finalizar el próximo semestre.

En este caso, la ruptura de  los ligamentos cruzados es una lesión común en los deportistas, a continuación explicaré desde el punto de vista médico la lesión del ligamento cruzado anterior. Esto se debe a que los deportistas, específicamente, los de Fútbol, pues someten sus piernas a muchos esfuerzos en un lapso de tiempo corto. Imaginemos por un momento, el gran esfuerzo que realizan durante todos los partidos en sus piernas.

Es por eso, que los juegos se celebran cada semana, para que los deportistas tengan el tiempo suficiente para recuperarse. Los ligamentos cruzados se encuentran justo debajo de la articulación de las rodillas. Puede ver una representación gráfica de este tipo de lesión, en la siguiente imagen.

Anatomía

El ligamento cruzado anterior se encuentra en el centro de la rodilla y su función es impedir el movimiento anterior de la tibia (hueso de la pierna) sobre el fémur (hueso del muslo). Puede contemplar la ubicación específica en la ilustración que tenemos arriba. Como puede ver, debido a la complicación de la rotura pero también a la zona en la que está ubicada, se requiere de un tratamiento mucho más complejo al momento de tratar una rotura de los ligamentos.

Causa

En la mayoría de las ocasiones, una ruptura de ligamento cruzado anterior se produce cuando el pie se encuentra fijo sobre el suelo, mientras la rodilla rota hacia otro lado (traumatismo indirecto). Otro porcentaje,  aunque menor,  es debido a un traumatismo directo en la rodilla, ocasionado por un golpe o una caída con mucha fuerza. Es por eso que no se recomienda usar tachones (tacos) para césped en superficies de pasto sintético debido a que la sensación al jugar es de mayor agarre y estabilidad, pero esto puede ocasionar mayores lesiones.

Síntomas

La sintomatología que produce una ruptura de ligamento cruzado es un dolor intenso y sumamente considerable en la articulación de la rodilla. También se puede presentar inflamación, hematoma y característicamente el paciente menciona haber sentido un “click” al momento de la lesión. Es decir, generalmente, en este tipo de roturas se puede escuchar un tirón que causa un sonido muy particular.

Diagnóstico

Durante la evaluación, el doctor le hará una serie de preguntas, con el fin de conocer datos exactos acerca de la lesión y cómo ocurrió esta. Recuerde no omitir ningún tipo de detalle, pues esto le permite al doctor conocer de una manera más adecuada la sintomatología y de esta manera, elegir el tratamiento adecuado.  Después de discutir y evaluar cada uno de los síntomas que le refiera, el médico procederá a examinar su rodilla.

La prueba para diagnosticar este tipo de lesiones, se conoce como Lachman y cuenta con las medidas necesarias para evaluar de manera correcta cada una de las reacciones que hace su cuerpo frente a una de las fases de la prueba. El doctor se encargará de colocar al paciente boca arriba, con la rodilla lesionada en flexión a 30°. Una vez estando el paciente en posición se tracciona hacia adelante la tibia. Si el médico logra desplazar la tibia sobre el fémur, entonces nos encontramos ante una prueba positiva.

Aunque en la mayoría de las ocasiones el diagnóstico se realiza a través de estos procedimientos clínicos, su médico le solicitará una radiografía de la rodilla para descartar fracturas e incluso una resonancia magnética nuclear, en caso de que la sintomatología lo amerite y sea necesario determinar el grado de la lesión y lesiones acompañantes.

Estas pruebas también dan la oportunidad de conocer a más fondo cuál es el estado de la lesión y, en caso de tener que hacer una intervención quirúrgica, tener un mayor control al momento de la intervención. Es probable que después de terminado el tratamiento, se hagan otras pruebas, para garantizar la recuperación de los ligamentos y darlo de alta de manera completa.

Tratamiento

El tratamiento inicial incluye reposo relativo, hielo, compresión con una venda elástica o rodillera para evitar pérdida de sangre o que el moretón se vuelva más grande y elevación de la extremidad. Este tratamiento debe continuar por 24 – 72 horas. Para casos más complejos, o donde la rotura de los ligamentos sea total, el tratamiento de elección para estas lesiones, el cual se lleva a cabo por medio de la artroscopia de rodilla, que dependiendo del tipo de lesión es la reparación que se realizará.

El Dr. Vilchez es uno de los traumatólogos más prestigiados de Nuevo León, pero además tiene pleno conocimiento de la atención de lesiones deportivas, por lo que puede atender un amplio rango de pacientes. Lo invitamos a consultar la carrera y experiencia del ortopedista, en la sección Dr. Vilchez y de testimonios, en esta misma página web. En caso de emergencias, puede solicitar atención en el siguiente número: (044) 811049807

Publicaciones recientes

Deja un comentario