Información relevante sobre la Artroscopia de cadera

Las articulaciones son uniones entre huesos o entre huesos y cartílago, y son las responsables de que podamos articular nuestro cuerpo para poder movernos. Entre las articulaciones se encuentra la cadera, uno de los puntos más importantes del cuerpo, puesto que une el tronco con las extremidades inferiores, transformándose así en una suerte de centro o eje del cuerpo humano. Concretamente, la cadera articula el hueso coxal con el fémur, soportando, junto con la musculatura que la rodea, el peso del cuerpo en posturas estáticas y dinámicas.

Como una de las articulaciones más importantes del cuerpo humano, cualquier problema con ésta causa de inmediato incidencias en la vida cotidiana del paciente. El dolor en la cadera limita severamente nuestra capacidad de movimiento y con ello, limita nuestra libertad de acción. La medicina moderna cuenta con diversos procedimientos quirúrgicos que permiten hacer frente a todo tipo de dolores o enfermedades en la articulación coxofemoral. En esta entrada de nuestro blog, queremos enfocarnos en una de estas cirugías, la denominada artroscopia de cadera.

En el Hospital Zambrano Hellion nos centramos en el campo de la traumatología, siendo la artroscopia de esta parte, una de nuestras especialidades. Si bien esta cirugía es bastante reciente, contamos con un reconocido experto en el campo, el Dr. Félix Vilchez, médico especializado en el área de Ortopedia y Traumatología, que ha estudiado la artroscopia y otros procedimientos quirúrgicos con expertos mundiales como los doctores Francesc Macule y Joan Carles Monllau, en el Hospital Clinic de la Universidad de Barcelona y en el Instituto Catalán de Traumatología y Medicina del Deporte.

El Dr. Vilchez es egresado de Medicina por la Universidad Autónoma de Nuevo León, ha dirigido concienzudamente sus estudios e investigaciones al área de la traumatología, la traumatología deportiva y procedimientos quirúrgicos en rodillas y caderas, habiéndose doctorado por la Universidad de Barcelona (mención Excelente Cum Laude), además de ser Investigador Nacional por el CONACYT. Su trayectoria lo avala como uno de los líderes indiscutidos en su campo.

¿Qué es una artroscopia de cadera?

La artroscopia es una técnica novedosa, muy reciente. En 1932, Kenji Takagi, un japonés, desarrolló el primer artroscopio, sin embargo, este invento tardaría en encontrar la aplicación que hoy en día tiene. Gracias a diversos avances en la tecnología médica a fines de la década de los 90s, como la radiofrecuencia, la artroscopia fue desarrollada en Japón, de donde fue llevada a Europa por el Dr. Henri Dorfmann.

La artroscopia de cadera es un procedimiento que permite ver una articulación (cadera), extirpar o bien efectuar procedimientos quirúrgicos menores sin necesidad de abrirla. La artroscopia es considerada una técnica de mínima invasión, esto es, aquellas técnicas que nos dan la posibilidad de efectuar operaciones complejas y que por lo general se hacen mediante cirugía abierta, pero a través de un método menos dañino e invasivo para los tejidos. Uno de los efectos más notorios de este tipo de técnicas está en las recuperaciones de los pacientes.

En las artroscopias se realizan una o dos incisiones (de menos de un centímetro cada una), la primera para insertar un artroscopio (que consiste en un tubo diminuto, una lente y una fuente luminosa, y está conectado a una cámara) junto a la articulación a analizar, para que el cirujano pueda buscar los posibles daños, la otra para insertar los instrumentos quirúrgicos (pinzas, tijeras, fresas), aspirar o iluminar la articulación.

El cirujano puede extraer pedazos del hueso que estén sueltos en la articulación o estén dañados, reparar cartílago o tejidos dañados. Por lo general, la operación se practica bajo anestesia regional, locorregional o general. Las artroscopias son procedimientos que, si bien requieren de la misma preparación y cuidado que cualquier otra operación, resultan menos invasivos que éstas, por lo que el paciente podrá retornar el mismo día de la operación a su domicilio.

¿Por qué se realiza una artroscopia de cadera?

Por lo general, las artroscopias se utilizan para diagnosticar de manera certera los casos de dolor, bloqueo o chasquidos de cadera cuya causa no se ha podido determinar por otros procedimientos (como ecografía, TAC, artografía, resonancia magnética nuclear). Otros usos, no diagnósticos, de la artroscopia de cadera son:

  • Extracción de pedazos de hueso o cartílago rotos y sueltos en la articulación.
  • Tratamiento de desgarros del rodete del cotilo.
  • Sinovectomía o afeitado de la membrana sinovial.
  • Añisado de ulceraciones de cartílago.
  • Eliminación de residuos de infecciones de cadera.

Después de la operación.

Como dijimos, las artroscopias no son cirugías invasivas y podrá estar en su casa el mismo día de la intervención, sin embargo, ello no quiere decir que no exista una fase de recuperación necesaria para el paciente. Así pues, el paciente deberá usar muletas durante 2 a 6 semanas. Durante la primera semana se recomienda no adherir ningún tipo de peso a la zona operada.

Por lo general, se necesitará que el paciente tome un tiempo de descanso (licencia) del trabajo, pudiendo retomar sus actividades normalmente al cabo de 1 o 2 semanas si la recuperación procede con éxito y puede soportar la jornada laboral. El paciente será además remitido a fisioterapia para iniciar un programa de ejercicios de recuperación.

Recuerde que en el Hospital Zambrano Hellion contamos con las mejores instalaciones, tecnología e instrumental médico de última generación, y con un equipo de profesionales médicos del más alto nivel, liderados, en el área de traumatología, por el Dr. Félix Vilchez, uno de los pioneros del área en México y especialista en la artroscopia de rodilla y cadera.

Publicaciones recientes

Deja un comentario