La importancia de los tratamientos actuales con plasma rico en plaquetas

Bienvenidos una vez más al blog del Dr. Vilchez, un espacio que se dedica a buscar la salud y el bienestar de todos sus pacientes. ¿Alguna vez habías escuchado hablar del PRP, mejor conocido como plasma rico en plaquetas?  Es un tratamiento novedoso que esta cobrando mucho auge en el mundo de la ortopedia y la traumatología.

En la sangre existen varios tipos de formas celulares, y ente las que más llama la atención están las  plaquetas, que además de estar  encargadas de los procesos de coagulación también les corresponde el proceso de reparación celular. Dentro de ellas existen unos elementos conocidos como gránulos alfa, que tienen la capacidad de liberar  una serie de proteínas y polipéptidos conocidos como factores de crecimiento; éstos son los que regulan procesos  de regeneracion tisular en nuestro cuerpo.

El tratamiento fue dado a conocer hace poco tiempo y se promovía en los centros de estética como la solución ideal para retrasar el enviciamiento de la piel y de paso atacar a la molesta celulitis. Así es que una fuente de información más detallada del PRP se encuentra en torno a las aplicaciones estéticas, sin embargo, la realidad es que esta técnica se creó para la reconstrucción de tejidos y ayuda con fines ortopédicos.

Se cree que fue precisamente por tener las intenciones de  retrasar  la aparición de signos de evidencia de maduración en la piel, que apareció la medicina regenerativa. Cerca de 1995 los  cirujanos usaron el PRP para la reconstrucción de una mandíbula y notaron  un fortalecimiento  de los huesos con mayor rapidez, así que descubrieron que a este proceso se podría utilizar con diversos fines. El hecho de que el proceso sea regenerativo hace que sea más productivo en la medicina estética, la ortopedia y la traumatología.

El uso del  PRP consiste en la aplicación intradérmica de elementos de crecimiento contenidos en las plaquetas. Y para lograrlo, se obtienen de una muestra de sangre del propio paciente. El PRP tiene varias propiedades y es tan noble que está siendo utilizado principalmente como regenerador del cutis facial y también para tratar otros problemas propios de la piel, por ejemplo para la flacidez, pérdida de belleza y lozanía en el cutís, celulitis y varios tipos de alopecia. Además, ofrece la posibilidad de verse mejor sin necedad de recurrir a una cirugía.

Las plaquetas que circulan en la sangre contienen elementos de crecimiento, los cuales logran fácilmente agilizar la reparación de los tejidos de colágeno, como la piel. De ahí se deriva la aplicación de altas  concentraciones de plaquetas para el desarrollo y regeneración de las células. Por ello, cabe recordar que el plasma rico en plaquetas también tiene gran importancia en el campo de la medicina ortopédica, ya que es uno de los métodos más utilizados en el tratamiento de las lesiones que ocurren en las articulaciones y en los tendones.

Artrosis, epicondilosis, epitrocleosis, esguinces crónicos, tendinitis de Aquiles y  rotuliana, son algunos de los padecimientos que también pueden ser aliviados con este tratamiento, ya que también se enfatiza que al ser un proceso realizado con la sangre del propio paciente no hay riesgo de un efecto secundario o rechazo por parte del organismo; por eso mismo se usa para varios tratamientos con un efecto de poder regenerativo para el tratamiento de lesiones en músculos y esqueleto.

El tratamiento con PRP presenta varias ventajas frente a las técnicas tradicionales, pero las podemos englobar principalmente en tres:

  • Es más rápido porque agiliza la regeneración de los tejidos; así se tiene la posibilidad de llevar una vida normal y poder practicar deportes en la mitad de tiempo de recuperación que con un tratamiento tradicional.
  • Da más confianza porque es más seguro, ya que no presenta efectos secundarios ni hay posibilidad de riesgo o rechazo.
  • Es más cómodo porque no necesita que el paciente se interne.

Tras una infiltración con PRP, lo más común  es que se sienta disminución del dolor durante la segunda o la tercera semana después del tratamiento. En algunos casos incluso se ha detectado mejoría ya en la primera semana. Transcurrido ese periodo, el paciente permanecerá estable e irá mejorando poco a poco en fuerza y movilidad y será capaz de realizar actividades que estaban en su rutina habitual. Cuando se presenta un caso de  dolor crónico, hay que ser un poco más paciente, ya que los efectos empiezan a sentirse  en un mayor periodo de tiempo.

Antes de iniciar el tratamiento, es muy importante indicarle al doctor si se presenta temperatura alta o fiebre, una posible herida en particular, si se está tomando algún medicamento, especialmente si se trata de anticoagulantes, o si se tiene alergia al yodo. También es crucial reportar enfermedades de la sangre, o sospechas de embarazo. Se recomiendan 3 inyecciones con una semana de descanso entre cada una. Aunque pueden ocasionar una ligera molestia, no se sugiere emplear anestesia porque puede interferir en la eficacia del tratamiento.

No podemos dejar de mencionar  que si no se trata correctamente y de forma general una lesión, utilizando la técnica, sea o no quirúrgica, y el protocolo de rehabilitación y fisioterapia adecuado, no los resultados de las inyecciones de plasma rico en plaquetas no serán los mismos, pues es importante que se combinen las técnicas para garantizar la recuperación. Si presentas algún padecimiento de los arriba indicados, no dejes de ponerte en contacto con el doctor Félix Vilchez para que te pueda evaluar y determine si este tratamiento es adecuado para ti. ¡Hasta la próxima!

Publicaciones recientes

Deja un comentario