La operación de prótesis de cadera en personas de la tercera edad

Es muy común que los tratamientos no operatorios no logren controlar las molestias y los dolores de las personas que sufren algún padecimiento que afecta su cadera. Los pacientes que sufren de enfermedades como la osteoartritis, artritis reumatoide (enfermedad que causa dolor, rigidez e inflamación en las articulaciones), osteonecrosis (enfermedad que destruye paulatinamente los huesos de las articulaciones), lesiones en las articulaciones de cadera o tumores en los huesos que afectan las articulaciones de la cadera, son, por lo general, quienes requieren de una sustitución total o parcial de cadera.

Las prótesis de cadera o implantes, como también se les conoce, están fabricados con metales fuertes y resistentes, capaces de soportar el peso del cuerpo humano. Este tipo de sustitutos o reemplazos de cadera deben ser muy flexibles para permitir que las personas que se hayan sometido al tratamiento logren continuar con sus actividades cotidianas sin sufrir alguna molestia que reduzca su calidad de vida. En general, los materiales deben ser duraderos y, además, deben funcionar en el cuerpo sin causar reacciones dañinas al sistema inmunológico.

Estos implantes, están completamente diseñados para restaurar las funciones naturales y eliminar al máximo las molestias, al mismo tiempo que logran que los pacientes recuperen su estilo de vida. Evidentemente los implantes de cadera han mejorado desde su introducción hace más de 40 años, en la actualidad se han comenzado a utilizar implantes mucho más novedosos que cuentan con componentes como: acero inoxidable, titanio químicamente puro, aleaciones de cobalto que permiten el mejor funcionamiento de las articulaciones artificiales.

Aquellas personas que sufren de intensos dolores en las articulaciones o huesos de la cadera a causa de una enfermedad o lesión, deben saber que el reemplazo de cadera es la mejor opción para recuperar su estilo de vida. La sustitución total o parcial de cadera es una operación 100% segura, gracias a los avances en la ciencia médica y en la tecnología, hoy en día esta operación tiene un 2% de riesgo, miles de personas, inclusive de la tercera edad, han recuperado su calidad de vida tras someterse a una operación como esta.

Contrario a lo que podría pensarse, la operación de prótesis de cadera en personas de la tercera edad es muy segura. Personas de hasta 75 años de edad que cuenten con un estado de salud considerablemente sano, pueden ser sometidas a la intervención quirúrgica. En estos casos, el ortopedista o traumatólogo debe realizar una exploración física profunda así como estudios de laboratorio que permitan saber si el adulto mayor es candidato o no para la cirugía de sustitución total o parcial de cadera.

De hecho, los médicos especialistas en traumatología y ortopedia aseguran que la operación de reemplazo de cadera es mucho mejor realizarla en personas de la tercera edad. Esto se debe, principalmente, a que las prótesis tienen un tiempo estimado de vida útil que oscila entre los 20 y 25 años. Hoy en día, en México, la esperanza de vida se ubica en los 78 años por lo que este tipo de prótesis permitirían que el paciente conserve una excelente calidad durante su vejez.

Evidentemente, con el paso de los años, una persona puede sufrir distintas patologías que le pueden causar el deterioro de los huesos, las articulaciones y los tejidos blandos que componen las articulaciones. Estas enfermedades provocan el desgaste del cartílago y las articulaciones y los huesos de las personas de la tercera edad, causando dolores al caminar o realizar algún movimiento brusco, así como al iniciar la marcha por las mañanas. Sin embargo, las personas jóvenes no están exentas de sufrir alguna lesión que afecte su movilidad.

Si las operaciones se realizan a edades más tempranas, como 40 años, el tiempo de vida útil de la prótesis se agotaría cuando ésta tuviera 60 o 65 años, por lo que se tendría que someter a una segunda operación, la cual resultaría mucho más riesgosa y la posibilidad de obtener resultados positivos sería mucho menor. Las prótesis de cadera son un gran avance de la ciencia y la tecnología que han permitido incrementar la calidad de vida de miles de personas.

El procedimiento quirúrgico de sustitución de cadera permite a los pacientes aliviar el dolor y mejorar su funcionamiento. Quienes se someten a esta operación, logran experimentar beneficios de forma inmediata, logrando, por ejemplo, aumentar la fuerza de las piernas debido a que la prótesis genera mayor estabilidad y mayor confianza. Algunas personas, inclusive, han logrado realizar actividades físicas de bajo impacto que les permiten fortalecer los músculos de sus piernas y brazos.

La operación para colocar una prótesis de cadera permite mejorar la calidad de vida de todos los pacientes porque permite realizar actividades y tareas cotidianas con mayor comodidad. Además, permite facilitar el movimiento de las personas durante muchos años. La mayoría de los reemplazos de cadera se encuentran en constante mejora para que los pacientes obtengan mejores resultados de los que hoy en día ya se obtienen. Una operación de cadera es completamente segura.

Aunque esta operación no representa riesgos significativos, las personas que deseen someterse a una operación de sustitución de cadera, deben saber que siempre estarán más seguros en las manos de un verdadero profesional. El Dr. Vílchez es un ortopedista certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología y cuenta con una experiencia inigualable que le ha permitido llevar a cabo una filosofía de atención al paciente con un alto trato humano y con una ética inigualable.

El Dr. Vílchez es un especialista en prótesis de cadera, cirugía de rodilla, artroscopía de rodilla, lesiones meniscales, lesiones de los ligamentos cruzados, desgaste articular y reemplazo de rodilla. Además de ser un experto en infecciones musculo-esqueléticas. Así que ya lo sabes, el Dr. Vílchez es el mejor especialista en lesiones de Nuevo León.

Publicaciones recientes

Deja un comentario