El Pinzamiento Femoroacetabular (PFA) es una condición donde los huesos de la cadera son de una forma anormal. Debido a que no se ajustan a la perfección, los huesos de la cadera se rozan entre sí y causan daño a la articulación.

Anatomía

La articulación de la cadera es una esfera dentro de una copa. La copa esta formada por el acetábulo, que es parte del hueso de la pelvis. La esfera es la cabeza femoral, que es la parte superior del hueso del muslo, el fémur.
Un fino tejido llamado cartílago cubre la cabeza femoral y a la copa acetabular. El cartílago evita la fricción entre las superficies durante el movimiento.
El acetábulo esta rodeado de un fuerte cartílago llamado labrum. El labrum es un empaque que sostiene a la cabeza femoral en su lugar.

La articulación esta rodeada de bandas fibrosas llamadas ligamentos, estos forman la capsula que hacen que la articulación este en su lugar. Por dentro de la articulación la capsula esta rodeada por una capsula que se llama membrana sinovial, esta membrana es encargada de producir el liquido sinovial que lubrica la cadera.

Descripción

En el PFA, los espolones óseos se desarrollan alrededor de la cabeza femoral y a lo largo del acetábulo. El sobrecrecimiento de hueso hace que los huesos de la cadera golpeen unos con otros, en lugar de moverse suavemente. Con el tiempo, esto puede resultar en la rotura del labrum y la desintegración del cartílago articular (artrosis).

Tipos de PFA

Hay tres tipos: Pincer (pinza), Cam (leva) y combinado

Pincer. Este tipo de choque se produce porque hueso adicional se extiende a lo largo del borde normal del acetábulo. El labrum puede ser aplastado por el borde prominente del acetábulo.

Cam. La cabeza femoral no es redonda y no puede girar suavemente en el interior del acetábulo. Una protuberancia se forma en el borde de la cabeza femoral que daña el cartílago en el interior del acetábulo.

Combinado. Choque combinado sólo significa que tanto el cam y el pincer están presentes.

¿Cómo evoluciona el PFA?

No se sabe cuántas personas pueden tener PFA. Algunas personas pueden vivir una vida larga y activa con el PFA y nunca tienen problemas. Cuando los síntomas se desarrollan, sin embargo, por lo general indica que hay daños en el cartílago o el labrum y la enfermedad esta probablemente en progreso. Los síntomas pueden incluir dolor, rigidez y cojera.

Causas

El PFA se produce porque los huesos de la cadera no se forman normalmente durante los años de la niñez. La deformidad de Pincer es un espolón en el borde del acetábulo, el cam es una alteración en la esfericidad de la cabeza femoral, que lleva al daño en las articulaciones y dolor. Cuando los huesos de la cadera se forma de manera anormal, es poco lo que se puede hacer para prevenir el PFA.

Debido a que las personas atléticamente activas pueden trabajar en la articulación de la cadera con más fuerza, se puede comenzar a experimentar el dolor antes que aquellos que son menos activos. Sin embargo, el ejercicio no causa PFA.

Los síntomas


Las personas con PFA por lo general tienen dolor en el área de la ingle, aunque el dolor puede ser a veces más hacia el exterior de la cadera. Dolor agudo y punzante puede ocurrir con un giro, torsión, y al estar en cuclillas, pero a veces, es sólo un dolor sordo.

Remedios caseros


Cuando los síntomas aparecen por primera vez, es útil para tratar de identificar que causa el dolor, los medicamentos antiinflamatorios (ibuprofeno, naproxeno) pueden ayudar.

Si los síntomas persisten, debe consultar a un médico para determinar la causa exacta de su dolor y proporcionar opciones de tratamiento. Si los síntomas no reciben tratamiento, el PFA puede avanzar y puede causar mas daño a la cadera.

El examen médico


Durante su primera cita, el médico discutirá su salud en general y los síntomas de la cadera. Él o ella también le examinará la cadera.

Prueba de pinzamiento


Como parte del examen físico, el médico probablemente le realizará la prueba del choque. Para esta prueba, el médico lleva la rodilla hacia el pecho y luego girarlo hacia adentro, hacia el hombro opuesto. Si esto recrea el dolor en la cadera, el resultado es positivo para el choque.

Pruebas de imagen


El médico puede ordenar pruebas de imagen para ayudar a determinar si usted tiene PFA.

Rayos-X. Estos proporcionan buenas imágenes de los huesos, y se mostrará si su cadera tiene una forma anormal en los huesos. Los rayos X también pueden mostrar signos de artritis.

La tomografía computarizada (TAC). Más detallada que una radiografía simple, la TAC ayuda al médico a ver la forma exacta anormal de la cadera.

Imágenes por resonancia magnética (MRI). Estos estudios se pueden crear mejores imágenes de los tejidos blandos. Ellos le ayudarán al médico a determinar el daño en el cartílago, labrum y ligamentos. Inyectar medio de contraste en la articulación durante la resonancia magnética puede hacer que el daño se destaque más claramente. Su médico también puede inyectar un anestésico en la articulación como prueba diagnóstica. Si el medicamento anestésico proporciona un alivio temporal del dolor, se confirma que el PFA es el problema.

Tratamiento

Tratamiento no quirúrgico. Cambios de actividad. Primero, su médico puede recomendar un simple cambio de su rutina diaria y evitar actividades que causen los síntomas.

Anti-inflamatorios. Los fármacos como el ibuprofeno pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

La terapia física. Los ejercicios específicos puede mejorar el rango de movimiento en la cadera y fortalecer los músculos que sostienen la articulación. Esto puede aliviar el estrés en el labrum lesionado o el cartílago.

Tratamiento quirúrgico
Si las pruebas revelan el daño articular causado por el PFA y el dolor no se alivia con el tratamiento no quirúrgico, el médico puede recomendar la cirugía.

Muchos problemas deL PFA se pueden tratar con cirugía artroscópica. Los procedimientos artroscópicos se realizan con pequeñas incisiones e instrumentos delgados. El cirujano utiliza una pequeña cámara, llamada artroscopio, para ver el interior de la cadera.

Durante la artroscopia, el médico puede reparar o limpiar cualquier daño en el cartílago, labrum y ligamentos. Él o ella pueden corregir el PFA con el recorte del borde óseo del acetábulo y rasurar la giba en la cabeza femoral. Algunos casos severos pueden requerir una cirugía abierta con una incisión más grande para lograr esto.

Resultados a largo plazo


La cirugía puede reducir con éxito los síntomas causados por el choque. La corrección de la compresión puede prevenir futuros daños a la articulación de la cadera. Sin embargo, no todo el daño puede ser completamente curado por la cirugía, especialmente si el tratamiento ha sido postergado y el daño es grave. Es posible que se puedan desarrollar mas problemas en el futuro.

Si bien existe una pequeña posibilidad de que la cirugía no puede ayudar, es actualmente la mejor manera de tratar el dolor por PFA.