Información importante en torno a las prótesis de cadera.

Entendemos por prótesis una pieza creada de forma artificial para sustituir alguna parte del cuerpo de forma total o parcial, ya sea por agenesia (cuando el ser humano nace sin algún órgano) o por causa de un accidente o enfermedad que ocasiona que esa parte sea removida para evitar un problema aún mayor. La función específica de las prótesis es dar la misma función que un miembro normal del cuerpo.

Existen diferentes tipos de prótesis, como las mecánicas, mioeléctricas y cosméticas.  Entre ellas podemos mencionar como ejemplo las oculares, dentales, mamarías, genitales, auditivas, ortopédicas (como por ejemplo las prótesis de cadera) entre muchas otras. El implante de una prótesis es de manera permanente y definitiva.

protesis de cadera

Es importante no confundir las prótesis con la órtesis, ya que la segunda no sustituye ningún miembro con incapacidad física; solamente facilita la realización de una acción o permite corregir alguna deformidad o ayudar al buen funcionamiento del aparato locomotor; sirve, en pocas palabras para la rehabilitación.

La mayoría de las prótesis son fabricadas con elastómeros; la base de estos materiales es en la actualidad el silicio en vez del carbón, lo que da la ventaja de que no reaccionan con solventes orgánicos comunes como el alcohol, la gasolina, o la acetona.

Las prótesis ortopédicas devuelven al entorno a la persona que ha quedado incapacitada por falta de algún órgano o una extremidad, haciéndolo de una forma que le haga sentirse seguro y confiado, ya que la magnitud de los traumas que muchas veces puede ocasionar la pérdida de alguna parte del cuerpo es inimaginable.  Si se le da un vistazo a la historia veremos cómo la falta de algún miembro puede causar depresiones severas, por ejemplo, en la antigüedad la mayoría de los guerreros preferían ser sacrificados que andar por la vida con una mutilación; para ellos y su familia, sucesos de esa índole eran una ofensa a su autoestima. Sin embargo, precisamente fue en los campos de batalla donde se fue desarrollando la medicina reconstructiva y la ortopédica.

El  Dr. Vílchez hace de su servicio un compromiso al otorgar productos de la más alta calidad, incluyendo las prótesis, ya que son piezas muy resistentes a temperaturas altas y reforzadas para evitar cualquier ruptura, además de que cuentan con las mejores propiedades elásticas. El Dr. Vilchez sabe que el uso que se les puede dar a las prótesis es variado, sin embargo está consciente de que el principal objetivo de las mismas es aumentar la autoestima en las personas que las utilizan. Las prótesis actuales son muy resistentes y duran mucho tiempo; sin embargo es apropiado darles el cuidado necesario para que su vida útil sea aún más larga.

  • Hay que evitar exponerlas a herramientas punzocortantes, pues están hechas de un material muy parecido a la piel y obviamente lo que puede cortar la piel, podrá cortar la prótesis, en especial las que son usadas con fines estéticos.
  • No hay que exponerlas a temperaturas altas.
  • Deben cuidarse como si se trataran de una parte real del cuerpo.

protesis de cadera

Una de las prótesis más delicadas y que lleva más tiempo en elaborarse y en el tiempo de recuperación y rehabilitación, una vez implantada, es la prótesis de cadera, empezando por el hecho de que la hospitalización lleva mínimo una semana y de que requiere anestesia general preferentemente. Posiblemente se necesite una transfusión sanguínea y la duración de la intervención puede ser de hasta dos horas. Sin embargo, hay que considerar que bien realizada, aumenta considerablemente la calidad de vida del paciente. La integración a la vida normal tiene que ser de forma progresiva, siguiendo las indicaciones del terapeuta. El uso de silla de ruedas y muletas será necesario en las 3 o 4 semanas siguientes para no forzar la cadera de una forma excesiva.

Las personas que reciben una prótesis de este estilo recuperan la movilidad, y el dolor es casi nulo durante muchos años. Tomemos en cuenta que en los pacientes jóvenes el dolor puede surgir de nuevo al cabo de un periodo no mayor a los 20 años, ya que existe un desellamiento de las mismas. Ante eso se puede recurrir a volver a cambiarla con fabulosos resultados. También hay que tener una preparación para realizar el implante de la prótesis mediante algunos sencillos pasos:

  • Reforzar los músculos que rodearan la prótesis.
  • Bajar de peso, si es que existen problemas de obesidad.
  • Eliminar cualquier posible problema que represente un foco de infección

Ahora bien, ¿cómo saber que es realmente necesario que un paciente se someta a una operación de esta índole?

Cuando el dolor es tan intenso que limita a la persona en la realización de actividades cotidianas como caminar, sentarse, o flexionarse.

  • Cuando el dolor está presente, aunque la cadera esté en reposo.
  • Si existe una rigidez que impide moverse o levantar la pierna.
  • Cuando existe un alivio pasajero del dolor solo con antiinflamatorios o calmantes.

La persona que se someta a esta operación deberá comprender que aunque su calidad de vida haya aumentado, las expectativas tienen que ser reales: aunque podrá hacer actividades de la vida cotidiana, no se puede pretender realizar actividades de alto impacto, como correr, saltar, trotar o algún otro deporte.  Además hay que evitar la obesidad para mantener en óptimas condiciones la prótesis. Te recomendamos hacer una cita con el Dr. Félix Vilchez para realizar una consulta; también lo puedes seguir en sus redes sociales, como Facebook y Twitter, para conocer otros datos importantes.