Qué es el reemplazo artificial de rodilla

Seguramente has oído hablar del término conocido como prótesis, pero… ¿Sabes qué es una prótesis? Se trata de un artefacto hecho de materiales sumamente resistentes como aluminio altamente puro que se implanta en una determinada zona del cuerpo con el único objetivo de realizar una función determinada que el cuerpo ha perdido o que realiza de forma defectuosa, generando dolores insoportables capaces de limitar el movimiento natural por horas o días.

Existe una infinidad de problemas que pueden obligar a una persona a utilizar una prótesis. Las causas más comunes se derivan de accidentes como choques automovilísticos, lesiones deportivas, caídas o enfermedades vasculares que generan desgaste en los huesos a causa del sobrepeso. En personas de la tercera edad la causa más frecuente para utilizar una prótesis es la osteoporosis, generando dolores y movimientos limitados. Las prótesis más comunes son las de cadera y las prótesis de rodilla.

La articulación de la rodilla está conformada por un triple encaje de huesos que nos  permiten generar movimiento, por ejemplo: las dos protuberancias del extremo inferior del fémur, llamadas cóndilos, logran engranar con las superficies superiores de la tibia, que son llamadas platillos tibiales. Por su parte, la rótula engrana con ambos huesos y permite el movimiento natural que nos hace capaces de caminar, correr y hasta arrodillarnos.

De esta forma, si una rodilla está severamente dañada a causa de la artritis, osteoporosis o por una lesión es muy difícil realizar actividades tan sencillas como caminar, subir escaleras o sentarse en una silla. En este tipo de casos es muy común que las personas experimenten dolor mientras se encuentran en reposo. A estos pacientes, los medicamentos desinflamatorios o anestésicos ya no les resultan lo suficientemente efectivos para aliviar los dolores.

Cuando los tratamientos no invasivos como medicamentos, fisioterapia o inyecciones en la zona afectada no consiguen mejorar el estado del paciente o disminuir un poco los dolores en la articulación de la rodilla, es necesaria una intervención quirúrgica de reemplazo total de la rodilla. Algunas personas tienen miedo de someterse a una intervención de esta naturaleza, pero hoy en día la ciencia médica ha avanzado tanto que este tipo de procedimientos son completamente seguros y efectivos para todas aquellas personas que quieran recuperar su calidad de vida.

La primera cirugía de reemplazo de rodilla se realizó allá en el año de 1968 y resultó todo un éxito. Desde entonces, los materiales con que se fabrican las prótesis han mejorado, además, las técnicas quirúrgicas son mucho más seguras gracias a los avances en la ciencia y la tecnología que brinda un gran apoyo al médico especializado en realizar cirugías de esta naturaleza.

Los pacientes que hayan decidido cometerse a un tratamiento quirúrgico de prótesis de rodilla deben saber que este es un de los procedimientos más exitosos de la medicina mundial. Según los datos más recientes de la Agencia para la Investigación de Calidad de la Atención Médica, en Estados Unidos se realizan alrededor de 600 mil reemplazos de rodilla cada año y sólo el punto nueve por ciento sufre alguna complicación grave.

Los materiales utilizados en la fabricación de articulaciones artificiales han mejorado desde su primera introducción en un cuerpo humano hace más de 40 años. Hoy en día, las prótesis de rodilla o cadera incluyen pequeñas partes hechas de metales altamente puros como acero inoxidable, titanio, aluminio, cromo y aleaciones de cobalto. Mientras que otras partes son hechas con plásticos altamente resistentes y durables como el polietileno.

Existen además, nuevas clases de reemplazo de rodilla que permiten que el paciente flexione las articulaciones de forma tan natural que llega a olvidar que existe una prótesis en el interior de su cuerpo, estas prótesis permiten que una rodilla se flexione hasta 155 grados. Vale la pena destacar que no cualquier médico o cirujano es capaz de realizar una operación de esta magnitud, solo un especialista en la materia puede llevar a cabo un procedimiento adecuado que le permita al paciente recuperar su calidad de vida.

Si el cirujano no está completamente capacitado para una cirugía de este tipo, es posible que no se logren los mejores resultados. Las piezas que componen una prótesis de rodilla están perfectamente diseñadas para que embonen entre sí, además, están hechas a la medida de cada paciente con el objetivo de imitar, tanto como sea posible, el movimiento natural de las articulaciones. Para lograr que las piezas ajusten en los huesos, es necesario utilizar un cemento quirúrgico para sujetar las piezas en los huesos del paciente.

De cualquier forma, los resultados que se obtienen con una prótesis de rodilla son, con frecuencia, muy exitosos. Las operaciones de este tipo logran aliviar el dolor de aquellas personas que fueron sometidas. Las personas que se someten a un reemplazo de rodilla no necesitan ayuda para caminar luego del proceso de recuperación total.

La gran mayoría de las articulaciones artificiales de rodilla duran entre 10 y 15 años, dependiendo del material empleado en la prótesis. Algunos materiales pueden durar hasta 20 años antes de que se aflojen o necesiten un ligero mantenimiento o, en algunos casos, un reemplazo total de la pieza desgastada. Sin embargo, es importante destacar que cuando se reemplaza una articulación artificial de rodilla no es tan efectiva como la primera vez debido a las lesiones que genera una operación de esta magnitud.

Para realizarse una cirugía de reemplazo artificial de rodilla es necesario hablar con un doctor altamente capacitado que le explique las ventajas y desventajas que una cirugía así puede tener. La clínica del Dr. Félix Vílchez es el espacio indicado para todas aquellas personas que quieran someterse a un tratamiento de reemplazo de rodilla. La clínica del Dr. Vílchez cuenta con atención médica integral con calidad y eficacia, procurando ante todo el bienestar del paciente.  La clínica del Dr. Félix Vílchez es la mejor opción para aquellas personas que han decidido someterse a un tratamiento de reemplazo de rodilla.

Publicaciones recientes

Deja un comentario