¿Qué es la artroscopia de cadera?

Se trata de una intervención de tipo quirúrgico que consiste en realizar una serie de incisiones menores en el área que circunda a la cadera para después poder analizar el estado de una lesión (o malestar), con la introducción una pequeña cámara y otros instrumentos especiales. Por lo común primero se hace una inspección minuciosa de la cavidad articular de la cadera.

Las pequeñas cámaras diseñadas para servir de soporte y guía durante intervenciones quirúrgicas  tienen como nombre «artroscopio». Su estructura consiste en un pequeño cilindro, una fuente de luz y un «lector». Siempre,  es necesario realizar una o varias incisiones menores de 1 centimetro, mismas que servirán  para introducir el dispositivo y que el médico pueda analizar con todo detalle el estado de la cavidad articular para entender el origen de la patología.

Si bien una de las incisiones en la artroscopia de cadera sirve para  que la cámara explore la zona de operación, las otras se utilizan como puerto de entrada del diverso material quirúrgico necesario para realizar la cirugía. Siempre antes de la cirugía se requiere la aplicación de anestesia, ya sea de tipo epidural (espalda) o general según la cirugía y las características del paciente. El fin es que el tiempo que dure la operación y en el postoperatorio el paciente no sienta dolor.

¿Por qué razón una persona puede someterse a esta intervención quirúrgica?

Una de los casos se da cuando el paciente tiene partes de tejido «libres» en la articulación; puede tratarse de un cartílago por ejemplo, y su presencia es causa de molestia e incomodidad al moverse. Sin embargo, existen otros motivos por los que una persona puede requerir una artroscopia de cadera. Un caso muy particular es el denominado «pinzamiento de cadera» o choque femoroacetabular en el que al flexionar la cadera de forma constante se produce un pinzamiento entre la cabeza femoral y el acetabulo (pelvis).

Precauciones que debe tomar antes de la operación:

Es necesario que le diga al médico o a la persona que lo está tratando si hay algún medicamento de consumo habitual que se le haya recetado. Todos sus hábitos son fundamentales para poder tomar las precauciones debidas respecto al momento en que usted será intervenido quirúrgicamente.

Si usted es un fumador habitual, por ejemplo, si bebe diario, los fines de semana o si no bebe. Si tiene algún otro tipo de adición es un factor importante antes de la operación. De igual manera, si usted acostumbra consumir suplementos alimenticios, medicina naturista o si se está automedicando o lo ha hecho de forma reciente será necesario informarlo a su especialista antes de determinar si será sometido a una artroscopia de cadera.

Se prohíbe el consumo de tabletas o medicamentos anticoagulantes una semana antes de la cirugíaa. Un buen ejemplo: hay gente que acostumbra tomar aspirina de forma habitual, sin embargo, es bien sabido que se trata de un fármaco con poderosas propiedades anticoagulantes y no detener su consumo antes de una operación médica aumenta el sangrado transoperatorio. Sólo el especialista que lo trate le puede decir si es conveniente o no consumir ciertos medicamentos en el periodo de tiempo alrededor de la intervención quirúrgica.

El día de la intervención quirúrgica:

En todos los casos se les pide ayuno antes de la cirugía (seis horas). Si se le ha recetado algún medicamento es muy importante que no olvide su toma y que ésta sea con sólo un trago de agua. El tiempo de recuperación será menor o mayor según el tipo de lesión o enfermedad por el que se le haya realizado la artroscopia de cadera.

A pesar de que cada caso es diferente, siendo conscientes siempre de que éstas pueden variar dependiendo de cada persona. El tiempo en que usted deberá usar muletas después de haber salido de la operación puede variar entre cuatro a seis semanas. De igual forma, deberá ser muy precavido respecto a sus movimientos o a las actividades que haga, teniendo especial cuidado con la zona en la que se realizó la operación. Sin embargo, las precauciones tomadas irán reduciendo paulatinamente, conforme el avance en su estado de salud vaya progresando.

Sólo su especialista le podrá definir el tiempo de reposo y de incapacidad laboral que deberá tomar, el cual, en la mayoría de los casos es breve. Es importante también no restarle importancia a la visita que deberá hacer al especialista en rehabilitación una vez que el Doctor Vilchez lo haya indicado, quien hará un plan de rehabilitación especifico para su tipo de cirugía, con el que podrá recuperar y restablecer su capacidad articular de una manera más efectiva.

La artroscopia de cadera es una operación de alta destreza quirúrgica, El Dr. Vilchez realizo un entrenamiento en Europa para practicar en este tipo de cirugías, siendo uno de los pioneros en México en la realización de estas operaciones, es Miembro de la Sociedad Internacional de Artroscopia de Cadera (ISHA), la cual solo reconoce a tres cirujanos de cadera en la republica Mexicana para la realización de la artroscopia de cadera.

Publicaciones recientes

Deja un comentario