¿Qué es la artroscopia de rodilla y qué ejercicios son recomendables después de este procedimiento?

Bienvenido sea al blog del Dr. Vilchez, médico especialista en traumatología deportiva y cirugías de rodilla y cadera. En esta ocasión, aprovecharemos para hablar sobre uno de los métodos que se llevan a cabo en el consultorio del doctor, a saber, la artroscopia de rodilla. Para empezar, hablaremos un poco sobre algunos aspectos generales relativos a este procedimiento y finalizaremos con unas series de ejercicios recomendados a aquellas personas que se han sometido a dicho tratamiento. Esperamos que esta entrada sea amena y entretenida para usted, querido lectores.

¿Qué es la artroscopia de rodilla?

Se trata de un método invasivo utilizado para tratar y diagnosticar dificultades en las articulaciones que corresponden a las rodillas. Durante las artroscopias para las rodillas es usado un pequeño instrumento motorizado para crear diminutas incisiones en la piel.

El nombre de este procedimiento procede del griego “artro”, término que es usado para referirse al hecho de observar adentro de una articulación. Pese a que ya existían antecedentes de su existencia en la primera mitad del siglo XX, no fue sino hasta los años 90s que se popularizaría gracias a algunos avances tecnológicos, por ejemplo, la aparición de la radiofrecuencia, la creación de cámaras pequeñas y el uso extendido de la fibra óptica.

Por medio de la artroscopia, los médicos pueden examinar las articulaciones de las rodillas por dentro con fines terapéuticos y diagnósticos. Gracias a las herramientas específicas usadas durante esta intervención, se producen incisiones pequeñas, aceptables estéticamente y de rápida curación. Durante una artroscopia se observa dentro de las rodillas pero no de manera directa, sino por medio de pantallas que reproducen las imágenes de las articulaciones en esta zona.

Este método se realiza sobre otras áreas del cuerpo, por ejemplo, en las caderas, en los hombros, en los codos y en los tobillos. En el caso de las rodillas, las incisiones son menores a 1 cm, las cuales, son hechas en cada lado del llamado “tendón rotuliano”. Para evitar incomodidad durante el procedimiento, se requiere la presencia de un anestesiólogo dentro del quirófano que auxilie al cirujano.

En la artroscopia de rodilla son usados con frecuencia dos portales, uno medial y otro lateral, a menos de 2 mm de la línea articular y a menos de 10 mm de cada lado del ya mencionado tendón rotuliano. Por el portal lateral es introducida una cámara diminuta con la que se muestra el interior de la rodilla, mientras que por el medial son introducidas las herramientas que se usan frecuentemente durante estas operaciones. Generalmente la exploración empieza con la articulación femoropatelar.

Las enfermedades y anomalías que pueden tratarse con la ayuda de la artroscopia son muy variadas. A continuación mencionaremos algunas de ellas para que nuestros estimados lectores comprendan las dimensiones que abarca esta cirugía:

  • Plica rotuliana sintomática.
  • Reparación de meniscos.
  • Extracción de elementos anómalos.
  • Condromalacia rotuliana.
  • Reconstrucción de ligamento.
  • Tratamiento por artrosis de rodilla.

Ejercicios recomendados a personas que se sometieron a la artroscopia.

Una vez definido este procedimiento, nos encargaremos ahora de proporcionar algunos ejercicios que ayudarán a que el paciente se recupere con prontitud.  Estos se agrupan según el progreso del paciente en 3 etapas, la primaria, la intermedia y la avanzada.

Para poder recuperar la fuerza y movilidad en las rodillas, es indispensable ejercitarse cuidadosamente en el hogar con constancia y atendiendo con seriedad las indicaciones del médico. La intensidad de los ejercicios debe estar limitada y regulada según sus capacidades y las recomendaciones del médico, con tal de no dañar sus articulaciones, ni generar esfuerzos innecesarios.

Etapa primaria.

  1. Contracción de los ligamentos que corresponde a la corva. Para hacer este ejercicio debe recostarse o sentarse con las rodillas dobladas. Presione sus talones contra el piso y haga contracciones musculares en la parte posterior de su muslo. Mantenga la presión aproximadamente 5 segundos y después relájese.
  2. Elevación con la pierna extendida. Recuéstese con la espalda en el suelo, doble la rodilla que no fue operada y extienda la que si fue tratada por la artroscopia. Eleve esta última y mantenga la posición por un intervalo de 5 segundos. Relaje y repita 10 veces.

Etapa intermedia.

  1. Posición supina. Acuéstese con una toalla o pequeña cobija debajo de la rodilla. Estire y enderece la rodilla operada durante 5 segundos. Después de ello, vuelva a la posición inicial. Relaje y repita 10 veces más durante el día.
  1. Ejercicio en cuclillas con apoyo de una silla. Tome una silla y apóyese en el respaldo. Doble y flexione la rodilla sin pasarse de los 90 grados. Durante este ejercicio debe mantener la espalda recta.
  1. Estiramiento de los cuádriceps. Debe hacerse cada día una serie de 10 estiramientos. Póngase de pie y doble la rodilla operada. Diríjala hacía sus glúteos. Mantenga esta posición algunos segundos y después relaje.

Etapa avanzada.

  1. Escalar peldaños. Puede practicar este ejercicio en una escalera o en un banco. Suba el pie con la rodilla operada al peldaño o banco y hágalo retroceder a la posición original. A medida que sienta mayor fuerza y movilidad realice el ejercicio con plataformas más elevadas.
  1. Escalar peldaño lateral. Es básicamente lo mismo que el ejercicio anterior, sólo que este debe hacerse de lado, con los tobillos frente al banquillo o peldaño.
  1. Si cuenta con una bicicleta estacionaria, siéntese en ella. Pedalee primero durante 10 minutos cada día y a medida que recupere la fuerza aumente el tiempo.
  1. Si cuenta con una caminadora, utilícela cuando su médico le diga que ya puede caminar sin dificultades. Aumente el tiempo y la velocidad mientras se recupera. En su defecto, pruebe con caminar en la calle. Con el pasar de los días notará mayor movilidad.

Esperamos que esta entrada sea de utilidad para usted. Si desea realizarse una artroscopia de rodilla con cirujanos profesionales, con equipos sofisticados y modernos y con resultados de primera calidad, no dude en contactar al Dr. Vilchez.

Publicaciones recientes

Deja un comentario