Rehabilitación y deportes que pueden practicarse después de una prótesis de cadera

Saludos cálidos y cordiales a todos los que leen las publicaciones que se postean en este blog, desde el cual, el Dr. Vílchez desea acercarse al público mexicano (en especial a aquellos que practican deporte de forma profesional en la ciudad de Monterrey) para que conozcan los diversos servicios que brinda en su clínica. En esta ocasión, esta entrada girará en torno a una de las especialidades del Dr. Félix Vílchez, la cual, ha ayudado a muchas personas a reponerse y continuar con sus actividades físicas, a saber, la prótesis de cadera.

Para ser más precisos, este artículo estará dividido en dos secciones: en la primera hablaremos sobre el proceso de rehabilitación, posterior a la colocación de la prótesis, mientras que en la segunda, explicaremos los deportes que pueden ser practicados después de la recuperación.

Consideramos que con esta información, el público interesado conocerá con mayor detalle las diversas implicaciones que conlleva este tipo de cirugía, sin la cual, muchos no podrían dar continuidad a sus prácticas deportivas. Sin más prolongaciones, empecemos con este artículo que deseamos sea ameno para nuestros queridos visitantes.

La rehabilitación después de la prótesis de cadera

A diferencia de muchos procesos de rehabilitación, el relativo a la prótesis de esta articulación debe comenzar antes de que el paciente sea sometido a la cirugía. Se trata de un procedimiento pre-quirúrgico que consta de ejercicios de movilización en la cadera, por ejemplo, el estiramiento de los músculos que participan en la movilización de esta articulación (músculo piramidal, psoas, cuádriceps, glúteos, etcétera). Esto se debe a que, a causa de la artrosis (principal causa de la colocación de prótesis), la cadera opera en una indebida posición, degradando con el pasar del tiempo los cartílagos que funcionan en dicha zona.

La rehabilitación posterior a la cirugía es mucho más minuciosa y cuidadosa, con el fin de evitar complicaciones post operativas:

  1. Primero se debe hacer uso de unas muletas o andador para no ejercer demasiada presión sobre el área operada. Es muy importante tener cuidado con cada uno de los movimientos que se realicen, pues si llegan a ser bruscos pueden lastimar la cadera o romper las suturas. Para ello, son menester algunas prohibiciones, por ejemplo, no cruzar las piernas, no flexionar demasiado la cadera, ser prudente al sentarse o levantarse, dormir en cierta posición, etcétera.
  2. Deben realizarse ejercicios de flexión ligeros, con persistencia, con el fin de optimizar la movilidad de los músculos y articulaciones.
  3. Es sumamente importante trabajar con el modo en que transitamos, sobre todo con la musculatura de la cadera para su estabilización.
  4. Realizar, si es posible, ejercicios en el interior de una piscina, en el momento en que la hechura cicatrice. Gracias a la densidad del agua, es bien sabido que resultan más sencillas las rehabilitaciones dentro de las piscinas que en la tierra.
  5. Con el pasar del tiempo, se deben realizar caminatas, las cuales, deben ser cada vez más largas según los avances en la recuperación.

Cada uno de estos puntos enlistados tiene la función de estabilizar las articulaciones, acostumbrar al organismo a la prótesis de cadera  y permitir el desarrollo progresivo del proceso de recuperación.

Deportes que pueden practicarse después de una prótesis de cadera.

Tras la colocación de la prótesis, pese a que muchos no lo crean, es posible realizar diversas actividades deportivas, aunque es necesario recalcar que estas deben practicarse después de que haya sido completado el proceso de rehabilitación.

Para empezar se pueden realizar caminatas, según la capacidad del cuerpo y las recomendaciones del médico. De esta manera y poco a poco, el cuerpo irá aumentando su capacidad según la prótesis se adapte al organismo. Otros deportes que pueden realizarse después de 2 meses de realizarse la cirugía son el golf, la bicicleta estática y la natación (esta última es ampliamente recomendada por diversos centros traumatológicos como el del Dr. Vílchez).

Cuando el cuerpo se recupere y esté apto para la ejecución de actividades más pesadas se podrá volver a ciertos deportes. Sin embargo, es necesario pedir la recomendación del médico para que este determine si se está o  no en condiciones de incursionar en deportes que requieren mayor esfuerzo. Según la prótesis implementada, las características físicas de los pacientes y su experiencia previa en un deporte, se podrá establecer si es conveniente o no practicar una actividad física en específico.

Regularmente, a las personas con prótesis de cadera convencionales suele proporcionárseles una lista estándar de deportes permitidos y no permitidos, los cuales, se dividen y agrupan en tres grupos:

  1. Actividades lícitas. Natación, golf, steps, caminata, marcha, ciclismo elíptico y estático, bolos, remo, danza y aerobics de bajo esfuerzo.
  2. Actividades lícitas con experiencia previa. Levantamiento de pesas, pilates, patinaje sobre ruedas y sobre hielo, esquí de fondo, esquí alpino.
  3. Actividades ilícitas. Tenis, beisbol, aerobics de alto esfuerzo, futbol, rugby, basquetbol, snowboard y artes marciales.

Cabe mencionar que esta lista sólo aplica a las personas con prótesis convencionales y no a aquellas con implantes especializados, con los cuales sí es posible practicar deportes de contacto como el futbol, el baloncesto, el beisbol, etcétera.

Si algunos de ustedes necesitan servicios de medicina deportiva de alta calidad, o si requieren de una prótesis de cadera, acudan con un experto como el Dr. Vílchez para obtener los mejores resultados además de satisfacción plena. Acérquense a sus instalaciones en la ciudad de Monterrey, donde serán atendidos con la cordialidad, calidad y calidez que todo cliente se merece. ¡Los estamos esperando!

Publicaciones recientes

Deja un comentario