Una de las lesiones de rodilla más comunes es la ruptura del ligamento cruzado anterior.

Los atletas que participan en deportes de alta demanda como el fútbol, el fútbol Americano y el baloncesto son más propensas a lesionarse el ligamento cruzado anterior.

Si se ha lesionado el ligamento cruzado anterior, tal vez necesite una cirugía para recuperar la función completa de la rodilla. Esto dependerá de varios factores, tales como la gravedad de la lesión y su nivel de actividad.

Anatomía

La rodilla esta formada por tres huesos que se unen para formar la articulación de la rodilla: el hueso del muslo (fémur), hueso de la espinilla (tibia), y el hueso que se toca por delante de la rodilla la rótula (rótula).

Los huesos están conectados a otros huesos por los ligamentos. Hay cuatro ligamentos principales en la rodilla. Ellos actúan como cuerdas fuertes para mantener los huesos juntos y mantener la rodilla estable.

Los ligamentos colaterales

Estos se encuentran en los costados de su rodilla. El ligamento colateral medial está en el interior y el ligamento colateral lateral está en el exterior. Ellos controlan el movimiento lateral de la rodilla y para prepararla contra el movimiento inusual.

Ligamentos cruzados

Estos se encuentran dentro de la articulación de la rodilla. Se cruzan entre sí para formar una “X” con el ligamento cruzado anterior en el frente y el ligamento cruzado posterior en la parte trasera. Los ligamentos cruzados controlar el movimiento hacia delante y atrás de la rodilla.
*Se recomienda ver explicación en sección de Multimedia

Descripción

Alrededor de la mitad de todas las lesiones del ligamento cruzado anterior se producen junto con el daño a otras estructuras de la rodilla, como el cartílago articular, meniscos o los otros ligamentos.

Ligamentos lesionados son considerados como “esguinces” y se califican en una escala de gravedad.

Esguince

Grado 1. El ligamento está ligeramente dañado en un esguince de grado 1. Ha sido un poco estirado, pero todavía es capaz de ayudar a mantener estable la articulación de la rodilla.

Grado 2. Un esguince de grado 2 en el ligamento se estira hasta el punto donde se suelta. Esto se refiere a menudo como una rotura parcial del ligamento.

Grado 3. Este tipo de esguince es más comúnmente referido como una rotura completa del ligamento. El ligamento se ha dividido en dos piezas, y la articulación de la rodilla es inestable.

Las lesiones parciales del ligamento cruzado anterior son poco frecuentes, la mayoría de las lesiones del LCA son lesiones completas o casi completas.

Causas

El ligamento cruzado anterior puede lesionarse de varias maneras:

Cambios de dirección con rapidez
• Detenerse repentinamente
• Disminuir la velocidad al correr
• Mal aterrizaje después de un salto
• Golpe directo frecuentemente visto en el futbol

Varios estudios han demostrado que las mujeres atletas tienen una mayor incidencia de lesión del LCA que los hombres atletas en algunos deportes. Se ha propuesto que esto es debido a las diferencias en la condición física, la fuerza muscular, y el control neuromuscular. Otras posibles causas incluyen las diferencias en la pelvis y las extremidades inferiores (piernas), la alineación, el aumento de la laxitud en los ligamentos, y los efectos de los estrógenos sobre las propiedades del ligamento.

Los síntomas

Cuando se lesiona el ligamento cruzado anterior, es posible que escuche un “estallido” y usted lo puede sentir.

Otros síntomas típicos son:

• El dolor con inflamación. Dentro de las 24 horas, la rodilla se hincha.
• La pérdida de los rangos completos de movimiento
• Sensibilidad a lo largo de la línea de la articulación
• Molestias al caminar

El examen médico

Examen físico y antecedentes del paciente, durante su primera visita, su médico le hablará acerca de tus síntomas e historial médico.

Durante el examen físico, su médico le revisara todas las estructuras de la rodilla lesionada, y las comparara con su rodilla no lesionada. La mayoría de las lesiones de los ligamentos se pueden diagnosticar con un examen físico completo de la rodilla.

Pruebas de imagen

Otras pruebas que pueden ayudar al médico a confirmar el diagnóstico incluyen:

Rayos-X. A pesar de que no se muestra ninguna lesión en su ligamento cruzado anterior, los rayos X pueden mostrar si la lesión se asocia con un hueso roto.

RM (resonancia magnética). Este estudio recrea mejor las imágenes de los tejidos blandos como el ligamento cruzado anterior.

Tratamiento

El tratamiento para una ruptura del LCA pueden variar dependiendo de las necesidades individuales del paciente. Por ejemplo, el joven atleta involucrado en los deportes de agilidad lo más probable es que es necesaria la cirugía para regresar con seguridad a los deportes. La persona menos activa, por lo general de mayor edad, puede ser capaz de volver a un estilo de vida más tranquila sin necesidad de cirugía, aunque con el riesgo de un desgaste articular temprano.

Tratamiento quirúrgico

La reconstrucción del ligamento. La mayoría de los desgarros del LCA no pueden ser suturados (cosidos) de nuevo. Para reparar quirúrgicamente el ligamento cruzado anterior y restaurar la estabilidad de la rodilla, el ligamento debe ser reconstruido. Su médico le reemplazara su ligamento desgarrado con un injerto de tejido.

Los injertos se pueden obtener de varias fuentes. Se toman de el tendón rotuliano, que se extiende entre la rótula y la tibia. Los tendones de los isquiotibiales en la parte posterior del muslo son una fuente común de los injertos. A veces, un tendón del cuádriceps, que va desde la rodilla en el muslo. Finalmente, se puede utilizar el injerto de cadáver (aloinjerto).

Hay ventajas y desventajas de todas las fuentes de injerto. Usted debe discutir las opciones de injerto con su propio cirujano ortopédico para ayudar a determinar qué es mejor para usted.

Debido a que la recuperación lleva tiempo, puede pasar seis meses o más antes de que un atleta puede volver a hacer deportes después de la cirugía.

Procedimiento. La cirugía para reconstruir el ligamento cruzado anterior se hace con un artroscopio a través de incisiones pequeñas. La cirugía artroscópica es menos invasiva. Los beneficios de técnicas menos invasivas incluyen menos dolor de la cirugía, menos tiempo en el hospital y una recuperación más rápida.

Comúnmente la reconstrucción del LCA no se hace de inmediato. Se realiza de 10-15 días posteriores a la lesión, esta demora permite que la inflamación disminuya y por lo tanto permite tener una mejor movilidad antes de la cirugía. La realización de una reconstrucción del LCA demasiado pronto aumenta el riesgo de artrofibrosis “ una cicatriz que se forma en la articulación”, que correría el riesgo de una pérdida de movilidad de la rodilla.

Rehabilitación

Ya sea que su tratamiento consiste en cirugía o no, la rehabilitación juega un papel vital en conseguir que regresar a sus actividades diarias. Un programa de terapia física le ayudará a recuperar la fuerza de la rodilla y el movimiento.

Si usted se realiza una cirugía, la terapia física primero se centra en devolver el movimiento a la articulación y los músculos circundantes. Esto es seguido por un programa de fortalecimiento diseñado para proteger al nuevo ligamento. La fase final de la rehabilitación está dirigida a el deporte que practica del atleta.