Sobre la artroscopia de rodilla y su importancia en el ámbito deportivo

Bienvenidos a este blog del Dr. Félix Vílchez Cavazos, experto que goza de reconocimiento en la medicina deportiva de nuestro país. Esta ocasión, tenemos una entrada que seguro interesará a muchos, sobre todo a aquellos que se dedican a practicar deporte de forma profesional, ya que hablaremos sobre la artroscopia de rodilla, un tipo de intervención con la que muchos han podido recuperar la movilidad y reincorporarse a sus actividades físicas.

Es una de las cirugías más frecuentes en el mundo del deporte amateur y profesional, asimismo, es uno de los métodos favoritos por las comunidades deportivas debido a sus resultados satisfactorios. Seguro al conocerlo con mayor detalle se entenderá su impacto en el panorama deportivo. Sin más que añadir, comencemos este artículo que seguro será útil para los que nos visitan esta ocasión.

Una definición de la artroscopia de rodilla.

Antes de proceder a establecer la relación entre el mundo del deporte y esta operación en la rodilla, es necesario tener en claro el concepto de artroscopia, por tal motivo, empezaremos proponiendo una definición de ella con el fin de que los lectores tengan una comprensión más clara del asunto.

Se trata de una técnica con mínima invasión usada para diagnosticar y tratar problemas en las articulaciones. Durante la realización de una artroscopia para las rodillas es utilizado un instrumento pequeño y motorizado con el que se pueden hacer diminutas incisiones en la epidermis.

El rótulo de esta intervención proviene del griego “artro“,  que hace referencia al hecho de contemplar adentro de diversas articulaciones, no sólo las del cuerpo sino también del mundo físico.  Aunque ya había conocimiento de su existencia en la mitad primera del siglo pasado, no fue sino hasta la década de los 90s que se volvería popular a causa de algunos avances en la tecnología, por ejemplo, la producción masiva de piezas de fibra óptica, el surgimiento de la radiofrecuencia y la confección de pequeñas cámaras.

Mediante  la artroscopia, los expertos en la medicina pueden inspeccionar por dentro las articulaciones de cada rodilla, ya sea con fines diagnósticos  o terapéuticos. Gracias a los específicos instrumentos utilizados durante esta operación, se crean incisiones de pequeño tamaño, estéticamente aceptables y de sanación rápida. En el transcurso de una artroscopia se mira por dentro de las rodillas de forma indirecta, es decir, a través de pantallas que proyectan las imágenes de las articulaciones.

Dicha técnica se realiza también en otras zonas del cuerpo, por ejemplo, en los hombros, en las caderas, en los tobillos y en los codos. En las rodillas, las incisiones son sumamente pequeñas, pues constan de menos de 1 cm. Estas son realizadas en cada lateral del “tendón rotuliano”. Con el fin de evitar incomodidades durante las operaciones, es indispensable la presencia de un anestesiólogo que auxilie al cirujano.

En la artroscopia de rodilla son frecuentemente utilizados dos portales, uno lateral y otro medial, con una distancia menor a 10 mm de cada lado del tendón rotuliano  y a menos de 2 mm de la línea articular. Por el portal lateral se introduce una diminuta cámara mediante la cual se observa dentro de la rodilla. Por otra parte, en el portal medial ingresan las herramientas que se utilizan durante este tipo de operaciones.

Son muy variadas las enfermedades y las lesiones que pueden ser tratadas con el respaldo de la artroscopia; a continuación haremos mención de algunas de ellas, con la intención de que nuestros estimados lectores comprendan sus dimensiones:

  • Plica rotuliana sintomática.
  • Extracción de elementos anómalos.
  • Reparación de meniscos.
  • Reconstrucción de ligamento.
  • Condromalacia rotuliana.
  • Tratamiento por artrosis de rodilla.

La artroscopia en el deporte.

El deporte no consta tan sólo de actividades beneficiosas para la salud, sino también debe ser considerado como un factor perjudicial que de no ser regulado, puede agraviar la salud del cuerpo. Es por ello que todo aquel que incursione o practique una actividad física debe tener cuidado con tal de no atravesar la frontera entre salud y lesión. Desgraciadamente es difícil determinar en qué momento se rebasa el límite, haciendo muy difícil la labor de evitar los daños.

Los desgarros y roturas son uno de los efectos más frecuentes entre los deportistas, lo cual no es de extrañar, ya que esta articulación, junto con la rodilla, son piezas clave en el sistema motriz humano, sin los cuales, sería complicado realizar movimientos con versatilidad. Estos funcionan como pivote, como ejes para el equilibrio corporal. De allí la importancia de contar con soluciones y tratamientos en caso de lesión.

Gracias a la artroscopia muchos han vuelto a sus pasiones deportivas, por ejemplo, el futbol. Dentro de las entidades médicas de las ligas de futbol profesional, se tiene a la artroscopia de rodilla como una de las operaciones más confiables y exitosas, ya que aquellos que sufrieron lesiones articulares en las rodilla pueden regresar al deporte pasados unos meses y con ayuda de un tratamiento constante. Lo mismo vale para otras actividades, algunas de las cuales son las siguientes: tenis, ciclismo, natación, caminata, aerobics, entre otros deportes que no exigen demasiado esfuerzo.

La artroscopia es sin duda, uno de los mejores métodos para la medicina deportiva, e incluso de la medicina en general. Gracias a los avances tecnológicos, es posible realizar estas operaciones de forma rápida y sin invadir por completo los tejidos, lo cual deriva en una pronta recuperación.

Acérquese al consultorio del Dr. Vílchez si necesita de esta intervención. ¡Hasta la próxima entrada informativa!

Publicaciones recientes

Deja un comentario