Sobre la prótesis de cadera

Querido lector, antes que nada nos gustaría darle la bienvenida al blog del Doctor Vílchez, en esta entrada le daremos un poco de información acerca de la cirugía de prótesis de cadera, sus cuidados y sus requerimientos, la cual resulta una solución para pacientes que enfrenten diferentes tipos de padecimientos relacionados con esta parte, entre los cuales están problemas como el desgaste, una fractura mal atendida o enfermedades crónicas.

Sabemos que llevar una vida en la que nuestra cadera se encuentre dañada o desgastada, puede implicarnos grandes molestias a la hora de simplemente movernos, ya que es muy doloroso, además de que nos imposibilita para realizar nuestras tareas cotidianas con naturalidad. Con el paso del tiempo, dichas actividades como ir de paseo o simplemente moverse, se vuelven cada más complicadas.

En nuestro país, existen cirujanos ortopédicos como el Dr. Félix Vílchez, quien es uno de los mejores especialistas en este tipo de tratamientos quirúrgicos y quien puede ayudarnos a reemplazar la cadera por una prótesis para evitar que avance el desgaste y que podamos volver a nuestras actividades cotidianas sin el dolor que conllevan estos padecimientos.

Este tipo de intervenciones, tienen su origen desde principios del siglo XX, en el que ya se insertaban artefactos en las caderas con el fin de evitar que el desgaste de este hueso siguiera y se pudiera mejorar el movimiento de los pacientes que se sometían a estos tratamientos. En sus inicios, se usaba un tejido blando periarticular, es decir, tejidos musculares y grasas para sustituir el fragmento dañado. En 1912, el Dr. Robert Jones comenzó a utilizar en estas operaciones materiales como láminas de oro.

Conforme han pasado los años, los avances científicos han revolucionado este proceso hasta lo que hoy conocemos, estudiando de cerca los estragos hechos por el desgaste de esta parte del cuerpo en todas las otras partes del individuo. Hoy en día, esta cirugía es muy eficaz, ya que se traduce en un sinfín de beneficios, entre los que está la reducción casi total del dolor, la fortaleza de los músculos y la mejoría de la calidad de vida.

La cadera, es una de las articulaciones más importantes de nuestro cuerpo (también conocida como coxofemoral), ya que se encarga de soportar nuestro peso y se encuentra vinculada con otros órganos del cuerpo, entre ellos otros huesos como el fémur de ambas piernas, gracias a la conexión de estos con el hueso coxal el movimiento es posible, pero también la estabilidad del propio cuerpo aún en estado estático.

Por eso es de vital importancia que esta parte de nuestro cuerpo se encuentre en buenas condiciones, puesto que cuando una o más partes de la cadera se encuentren dañadas, el desarrollo normal de cualquier actividad se ve truncado por el dolor, que en muchos casos es incapacitante. Entre las enfermedades que ocasionan problemas en esta articulación, se encuentran las siguientes:

  • Osteoartritis: este padecimiento también es conocido como artrosis y es causado principalmente por el desgaste del cartílago, que es el tejido encargado de amortiguar el peso del cuerpo y de proteger al hueso. Así, dicho desgaste provoca fricción a la hora de realizar movimientos, lo que resulta doloroso. Esta enfermedad es diagnosticada principalmente en personas de edad avanzada, sin embargo, también se presenta en personas con sobrepeso.
  • Artritis inflamatoria: es una enfermedad crónica que causa hinchazón en los revestimientos de la cadera. Entre las causas de este padecimiento se encuentran procesos bacterianos que hinchan el cartílago, provocando mucho dolor en las personas que la padecen. A medida que la enfermedad va avanzando, los revestimientos se degradan hasta el desgaste total de la articulación.
  • Fracturas: un golpe o una caída pueden quebrarnos la cadera, si no se atiende bien, dicha articulación puede irse desgastando lentamente hasta degradarse por completo, causando un dolor cada vez más intenso. Una manera de contrarrestar los efectos es a través de una prótesis de cadera.
  • Necrosis: es provocada por una lesión grave en la cadera, sin embargo, el consumo de alcohol por un tiempo prolongado o sustancias como los esteroides, puede igualmente ocasionarla. Entre sus consecuencias está el hecho de que se reduce la irrigación de la sangre, provocando que la articulación se desintegre.

Para saber si usted es un candidato apto para este tipo de cirugía, es preciso que se someta a una revisión médica detallada, además de estudios radiológicos. Sin embargo, es muy probable que antes de someterse a una intervención de esta naturaleza, su médico le recomiende tratarse a través de medicamentos o con terapia física, pero si sobrepasa el dolor, la operación será la respuesta sin duda.

Es importante aclarar que esta decisión depende en buena medida de la valoración realizada por el médico, quien será el encargado de examinar elementos como: su fuerza, su nivel de movimiento, además de su historial clínico. A partir de eso, se sabrá si usted puede ser un candidato óptimo para esta operación, ya que como cualquier otra, conlleva sus respectivos riesgos.

A la hora de someterse a estos estudios, tiene que ser muy honesto con su médico y contarle de cualquier padecimiento o condición física que usted tenga, háblele con confianza del grado de dolor que siente, de sus alergias o de las posibles reacciones a las anestesias, ya que de esto dependerá buena parte de su recuperación.

Si tiene alguna duda, puede comunicarse con nosotros a los teléfonos: 01 81 88 88 08 67 y al 01 81 88 88 08 66, para agendar una cita con el Doctor Vílchez, especialista en la implantación de prótesis de cadera, estamos para servirle en el Hospital Zambrano Helllion, en la ciudad de San Pedro Garza García, en el estado de Nuevo León.

Publicaciones recientes

Deja un comentario