Todo sobre la lesión de meniscos

El cuerpo humano es una máquina compleja, misteriosa, llena de energía, capaz de inimaginables proezas. No sabemos todo lo que pueden los cuerpos humanos. De ahí nuestra fascinación con aquellas personas que entrenan sus cuerpos hasta límites insospechados para poder lograr con ellos lo que para otros son apenas sueños: deportistas, acróbatas, contorsionistas, bailarines, entre otros, nos muestran que nuestro propio cuerpo, que es como si dijéramos nuestra propia casa, está lleno aún de secretos por descubrir.

Sin embargo, estas disciplinas conllevan un riesgo. Al ejercitarse y realizar complicadas rutinas o competiciones, podemos exigir al cuerpo de más, o simplemente tener un accidente, el cual puede ser desde una pequeña lesión a uno tan grave que termina una carrera deportiva para siempre.

Es por ello que nace la Traumatología Deportiva como especialidad dentro del campo de la Ortopedia y la Traumatología. Una de las lesiones más frecuentes en muchos deportes competitivos y de alto contacto es la lesión de meniscos. Esta ha acabado con las carreras de varios jugadores de fútbol, por lo que debe considerarse con mucha seriedad. 

¿Qué son los meniscos?

Los meniscos son fibrocartílagos que se encuentran en las articulaciones del cuerpo, rellenando el espacio entre ellas; de esta manera, impiden que los huesos se rocen, estabilizan la articulación, impiden que ésta realice movimientos extremos que podrían causarle daño y también actúan como colchones absorbiendo los impactos de choque que se producen entre las superficies articulares al aumentar la superficie de contacto.

Los meniscos se encuentran en las articulaciones temporomandibular, acromioclavicular, esternoclavicular, rodilla, muñecas y costillas. La rodilla es una articulación compuesta por tres huesos: el fémur, la tibia y la rótula. En las rodillas hay dos meniscos, en la parte externa y en la parte interna. Los meniscos están fijos a la zona superior de la tibia, haciendo contacto con el fémur. 

¿Qué es una lesión de meniscos?

Si bien es cierto que la preparación física puede fortalecer sorprendentemente las articulaciones, ello no nos protege al cien por ciento de sufrir lesiones y más cuando practicamos deportes en los que las caídas, los choques y los movimientos bruscos son el pan de cada día. Las lesiones de meniscos pueden producirse por movimientos bruscos de estiramiento de la rodilla, de giro de la rodilla, por impactos fuertes en la zona o por rupturas de un ligamento cruzado.

Como decíamos anteriormente, son muy frecuentes entre los futbolistas a causa del tipo de movimientos que demanda este deporte (como fintas, gambetas, desbordes), que está especialmente focalizado en las piernas. Tanto la ruptura de ligamentos cruzados como la de meniscos afectan frecuentemente a los futbolistas, teniendo a veces impactos irreparables en sus carreras (como en el caso del jugador chileno Marcelo Salas que cuando jugaba en el Inter de Milán sufrió una ruptura de meniscos tras la cual nunca volvió a ser el mismo jugador).

Sin embargo, las lesiones de meniscos no son privativas del mundo del deporte y suelen presentarse en pacientes de edad avanzada, también al realizar movimientos bruscos, que sus articulaciones, más debilitadas, no pueden soportar. Estos movimientos pueden llegar a ser movimientos cotidianos y sencillos, como levantarse de una silla o del suelo. 

Operación de los meniscos.

La tecnología médica ha avanzado enormemente en las últimas décadas. Así, mientras hace años una lesión de meniscos implicaba una cirugía abierta y largos periodos de recuperación, hoy en día, gracias al surgimiento de la artroscopia a finales del siglo XX, estos procedimientos son muchísimo más sencillos y no tan invasivos para los tejidos corporales.

La artroscopia sirve para diagnosticar u operar articulaciones; en el procedimiento se introducen, mediante dos incisiones pequeñas a cada lado de la rodilla, dos cables de fibra óptica que llevan una cámara, una fuente de luz y el instrumental quirúrgico.

Se trata de una operación rápida pero no por ello sencilla. Sin embargo, es mucho más conveniente en el campo de la traumatología deportiva debido a que los periodos de recuperación son menores, lo que permite a los jugadores ya no sufrir de largas ausencias que podrían poner en riesgo su continuidad en el equipo y con ello, su carrera. No obstante, es de suma relevancia que las recuperaciones sean llevadas con cuidado, pues es lo que permite que la articulación pueda volver a desempeñarse como antes.

El Dr. Alfonso Del Corral, responsable en jefe de los servicios médicos del Real Madrid, señala que “la mayoría de los jugadores van a sufrir algún tipo de problema de menisco en algún momento de su carrera, pero el tratamiento ha mejorado muchísimo en los últimos años”. Cuando las lesiones de meniscos no son graves, se recomienda un tipo de tratamiento que se denomina, por sus siglas en inglés, RICE, esto es: reposo (Rest), hielo (Ice), compresión (Compression) y elevación (Elevation), a los que se suma la toma de analgésicos.

El Dr. Félix Vílchez se ha especializado en diversas operaciones del área de la Ortopedia y la Traumatología, como prótesis, reemplazos totales y artroscopias. Dentro de su amplia formación y experiencia, cuenta con un doctorado en Traumatología Deportiva por la Universidad de Barcelona (mención Excelente Cum Laude).

Ciudad donde se encuentra uno de los principales clubes de fútbol del mundo y que, por lo mismo, cuenta con una formación de vanguardia en la traumatología deportiva. Además, es Investigador Nacional por el CONACYT, sumando a su labor médica la de investigador en busca de nuevas técnicas y procedimientos quirúrgicos que puedan mejorar los tratamientos de lesiones, desgarros y rupturas en huesos y articulaciones.

El Dr. Félix Vílchez lo someterá a una inspección y diagnóstico para saber si tiene una lesión de meniscos y de qué tipo se trata, a partir de lo cual desarrollará un tratamiento a seguir, el cual podrá o no incluir una intervención quirúrgica del tipo artroscopia.

Publicaciones recientes

Deja un comentario