Traumatólogos en Monterrey alertan sobre el uso exagerado de WhatsApp

Cada vez es más común observar el uso de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, que se ha vuelto la favorita de muchos gracias al bajo consumo de datos móviles, a la rapidez de la información y a la posibilidad de mandar fotos, vídeos, gifs, la ubicación personal y hasta documentos. Sin embargo, los traumatólogos en Monterrey alertan sobre su uso, ya que este llega a ser extremo y obsesivo, ocasionando una patología nueva que se ha denominado Whatsappitis debido a los problemas articulares ocasionados por el uso exagerado del teléfono móvil.

Este trastorno se describió por primera vez en la prestigiosa revista Lancet en el año 2014, cuando una especialista en traumatología presentó un caso clínico: una mujer joven, de 34 años, con dolor articular en ambas muñecas, que se presentaba súbitamente por las mañanas, sin antecedentes de traumatismos o torceduras; el antecedente más claro fue haber indicado que utilizaba su teléfono móvil para platicar a través de WhatsApp por más de seis horas al día.

Si bien una persona puede aliviar el dolor con el uso de medicamentos de venta libre como los anti inflamatorios no esteroideos, el uso exagerado del teléfono celular lesiona las manos, pero además los traumatólogos en Monterrey indican que también se pueden presentar lesiones cervicales debido a la mala postura, ya que al escribir y revisar el celular, las personas nos inclinamos de forma exagerada; este concepto se conoce como “text neck” o dolor de cuello por escribir textos.

¿Por qué se dan las lesiones al pasar tiempo con el celular?

Las manos de los seres humanos, especialmente los pulgares, no tienen la capacidad de permanecer por varias horas en la misma postura, moviendo los dedos para escribir en el teclado del teléfono. Las dolencias relacionadas con el uso de dispositivos tecnológicos son varias y se relacionan con el estilo de vida actual, en el que los medios digitales son más comunes e incluso necesarios para el trabajo.

Por muy grande que sea el celular, sigue siendo un dispositivo pequeño en el que necesitamos inclinar el cuerpo para leer y escribir, inclinando el cuello de forma muy pronunciada, de modo que los músculos del cuello se tensan y puede causar dolor, no solo en la zona del cuello sino en la región cervical.

Para las personas que utilizan la aplicación durante el trabajo, se recomienda WhatsApp Web, que se puede utilizar desde la PC y permite utilizar el teclado de la computadora y los diez dedos para escribir; además al estar sentado frente a la computadora, podemos mantener una postura más saludable, que no nos ocasione dolor o molestias posteriores.

Tendinitis y síndrome de túnel carpiano, los daños más comunes

Anteriormente las lesiones deportivas eran las principales causas de la tendinitis y del daño al túnel del carpo; en la década de 1990, los traumatólogos en Monterrey y del mundo, investigaban una lesión similar a la Whatsappitis: la Nintendinitis, ocasionada por el movimiento repetitivo que se presentaba en los jugadores asiduos a los videojuegos de Nintendo y que era un tipo de tendinitis, padecimiento que puede requerir una cirugía.

En años más recientes se investigaban y trataban los daños sobre el uso prolongado de la computadora, que causa dolor en las manos, muñecas y brazos, sin embargo la popularización de los teléfonos celulares con los juegos de video y, especialmente, las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp provocaron un aumento repentino de dolencias.

Fisioterapeutas y traumatólogos coincidimos en que los movimientos repetitivos de los dedos de forma prolongada y en una sola actividad, es la principal causa de estos padecimientos, que dañan los tendones y los nervios de las manos, es decir, ocasionan tendinitis y síndrome de túnel carpiano, que se manifiesta con un hormigueo constante y un profundo dolor en las manos, que suele surgir por las noches al dormir, cuando las manos se encuentran en reposo. Los casos pueden llegar a ser tan graves, que las personas no pueden mover las muñecas o sentir dolor al cerrar las manos para agarrar objetos. Al malestar que se presenta por tensión en el dedo pulgar, debido a que es el encargado de sostener el teléfono y lo utilizamos para escribir mensajes, se le conoce como tenosinovitis y se le ve como un trastorno emergente.

Hace una década, se analizaban los daños del exceso en el uso de la computadora en la oficina, pero desde hace unos tres años comenzó a investigarse el daño que ocasiona el abuso de los dispositivos móviles.

¿Cómo identifico los síntomas?

Una persona con daño articular o de tendones, primero comienza a sentir dolor, hormigueo o falta de fuerza para tomar objetos con las manos. Para el diagnóstico, probablemente se requiera una radiografía y la visita con un especialista en traumatología, ya que una cosa es la tendinitis y otra el síndrome de túnel carpiano y estos pueden presentarse solos o separados, debido al esfuerzo y estiramiento de los tendones y nervios.

Para los traumatólogos en Monterrey, los movimientos exagerados y el uso prolongado de los dispositivos tecnológicos (no sólo de los celulares) es la principal causa de estos malestares, por lo que se recomienda usarlos moderadamente, así como descansar periódicamente y también realizar movimientos de manos, muñecas y brazos, con lo que se puede atenuar el malestar: de pie, con la espalda recta, eleva los brazos en un ángulo de 90° y cierra los puños con fuerza; sostén los brazos arriba por 10 segundos. Estira los brazos hacia los hombros, lleva los dedos unidos de la mano izquierda y cubre los otros de la mano derecha. Flexionar y extender los dedos rápidamente al menos por un minuto. Haz estiramientos con el dedo pulgar y ejercicios de rotación.

Si las molestias continúan, acude al médico para una revisión exhaustiva, ya que podrían prescribirte anti inflamatorios o una férula nocturna para aliviar el dolor.

¡En la clínica del Doctor Vilchez encontrarás a los mejores traumatólogos en Monterrey, llámanos y haz tu cita!

Publicaciones recientes

Deja un comentario