Un poco de información sobre los meniscos

Le damos la más cordial bienvenida al blog del Dr. Vílchez, uno de los mejores médicos traumatólogos en Monterrey, quien además de brindar una excelente atención, cuenta con una certificación del Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología para tratar todo lo relacionado a problemas de cadera, rodilla y por supuesto, lesión de meniscos.

Así pues, a lo largo de esta entrada, hablaremos un poco acerca de los meniscos, sus lesiones y dos de los tratamientos quirúrgicos más utilizados, que ayudan a revertir el daño causado por una lesión, para que usted tenga un poco más de información al respecto de este tipo de padecimiento y sepa qué hacer en caso de verse en esta penosa situación.

Los meniscos son un par de almohadillas que tienen una consistencia gomosa y están formados por fibrocartílago. Se localizan entre el hueso y la tibia y su función es amortiguar el choque producido por el movimiento, ya que tienen una forma parecida a las cuñas. Existen dos tipos de meniscos, el externo, que se encuentra localizado en la parte derecha y tiene una forma muy cerrada y el interno, el cual está a la izquierda, este último es menos cerrado que el externo.

También se puede decir que los meniscos están insertados en la parte que corresponde a la tibia y que el menisco inferior tiene un cuerno posterior; frecuentemente se sufre lesión de meniscos que debe atenderse por su relevancia para nuestro cuerpo. Entre las funciones que cumplen principalmente se encuentran dos:

  • Congruencia articular: estas partes de la rodilla son las encargadas de poner en contacto con la superficie de la tibia que rodea el fémur.
  • Carga: este tipo de estructuras sirven de soporte para repartir el peso del cuerpo a la hora en la que realizamos nuestras actividades cotidianas.

Este tipo de estructuras son muy importantes para nosotros ya que como hemos mencionado, sus funciones son vitales para la realización de todas nuestras actividades, sobre todo para aquellas personas que practican algún deporte. Es muy frecuente que en este tipo de actividad, se produzcan lesiones o torceduras.

Por suerte, desde hace muchos años, las cirugías para corregir este daño, han tenido muchos adelantos médicos, las cuales otorgan a los pacientes muy buenos resultados, con tiempos muy cortos de recuperación. Este tipo de operación es conocida como artroscopia, y se utiliza una micro cámara que se introduce a través de una incisión muy pequeña realizada en la articulación para poder identificar el problema y poderle dar una solución.

Sin embargo, existen dos tipos de procedimientos, los cuales son comúnmente utilizados para darle tratamiento a una lesión de meniscos, uno es a través de un procedimiento conocido como meniscectomía parcial, el cual consiste en la realización de dos pequeños cortes en la rodilla, por debajo de la rótula, en ambos lados de la misma, es decir, en el tendón que une la tibia con la rótula, por un lado se introduce la micro cámara y por el otro, el instrumental necesario para la operación.

El segundo de estos procedimientos para la reparación de los meniscos, es la llamada sutura meniscal, esta técnica consiste básicamente en fijar la zona periférica de los meniscos. Debe de realizarse para intentar conservar el menisco completo. Los resultados que tiene esta operación son muy buenos, normalmente es la primera opción que se les recomienda a los pacientes.

Ambas operaciones se realizan a través de técnicas artroscópicas.  Bajo anestesias locales y en los dos casos, el paciente puede dejar el hospital el mismo día en el que se realiza dicha intervención o a la mañana siguiente, en todo caso. Esto dependiendo del grado de la lesión del paciente y del estado en el que se encuentra la lesión que presenta, ya que si el menisco se encuentra roto por su borde, en muchos casos debe de recurrirse a la extirpación parcial.

Tras esta operación, la recuperación del paciente tiene que ser poco a poco, los médicos le darán aproximadamente una semana de reposo, además de que se recomienda que se realice terapia para darle rehabilitación a la rodilla y poder recuperar sus funciones. En promedio, habiendo pasado entre un mes y mes y medio después de la cirugía, la persona podrá integrarse a sus labores normales.

En caso de que se decida por una sutura meniscal, es importante aclarar que hasta 4 meses después, el paciente podrá realizar actividades deportivas, ya que debe de permanecer un promedio de 4 semanas sin apoyar la pierna. Le recomendamos acudir con un médico especialista en caso de sufrir una de estas lesiones.

Con el Dr. Vílchez, puede tener la mejor atención médica, de acuerdo con lo que usted  necesita, ya que es un profesional en cuanto al tratamiento de la lesión de meniscos, las cirugías ortopédicas de prótesis de rodilla, entre otros procedimientos ortopédicos. No dude en solicitar una cita, ya que cuenta con todo el equipo para atenderlo.

Puede contactar al  Dr. Vílchez  y hacer un cita con él marcando al teléfono 01 (81) 88 88 08 67 o al  01 (81) 88 88 08 66, para solicitar una evaluación, el Dr. Vílchez podrá orientarlo mejor sobre lo que necesita o los tratamientos más correctos para su padecimiento traumatológico u ortopédico, entre otros malestares de esta índole, puede poner toda su confianza en las manos de un especialista con mucha experiencia tratando todo este tipo de padecimientos, no lo piense más, no ponga su salud en riesgos innecesarios con personas que solo piensan en sacar un beneficio económico.

Publicaciones recientes

Deja un comentario